Archivo para Tana French

Recomendaciones veraniegas de novela negra (1/2)

Posted in Bruce DeSilva, Hombres que cuentan crímenes, Mujeres que cuentan crímenes, Novela negra, Peter May, Raymond Chandler, Tana French with tags , , , , , on 17 julio 2013 by uncadaverenmiblog

No sé lo que le ocurrirá a los demás bloggers pero, transcurrida la ilusión inicial de abrir un blog y -en mi caso- escribir las primeras reseñas, llega a convertirse en una pequeña carga. Pero me he propuesto seguir con él. Por alguna razón y a pesar de su insignificancia, lo siento como una responsabilidad de la que tengo que hacerme cargo.

Creo que en parte es por corresponder a tantos bloggers que se mantienen en la brecha y gracias a los cuales he llegado a autores que jamás habría conocido. Eso y, naturalmente, la satisfacción de hablar sobre libros. ¿A quién no le gusta hablar de sus pasiones? O tal vez sea sencillamente que nos sentimos en deuda con la literatura; con los autores en primer lugar pero también con los libreros, los editores y los que como nosotros aman a los libros, que tanto nos ayudan a vivir.

Así que, para compensar el retraso del blog y aprovechando que el verano es un tiempo de lectura y la época en que más recomendaciones nos piden, actualizo el blog con mi propia lista de sugerencias.  Son recomendaciones basadas en lo que he leído en lo que va de año. La mayoría son novedades, aunque no todas. Como siempre, es una lista muy personal. No he leído todo lo que se ha publicado y, lo que he leído, lo he seleccionado previamente en función de mis gustos, con lo que difícilmente es una lista equilibrada. Pero todas son novelas buenas que he disfrutado leyendo.

Por otro lado, como me está saliendo una entrada bastante larga, la he dividido en dos con cuatro recomendaciones en cada una.  Ya sólo me queda desear a los lectores del blog un feliz verano y una feliz lectura.

LIBRO.Faithful-Place2Faithful Place (RBA, 2013), de Tana French (Irlanda, 1973).

Tana French, que ambienta todas sus novelas en el literario Dublín, es la escritora de los personajes rotos con taras ocultas, a los que lleva al límite de sus capacidades. También es la autora de las amistades y las familias, de lo que nos ayuda a sobrevivir cuando poseemos alguna tara (¿acaso no tenemos todos alguna?) Algunos personajes caen en picado; otros aguantan como pueden, pero el avasallador protagonista de Faithful Place me resultó menos atractivo que los anteriores. Por otro lado, ésta es ya la tercera novela de French y a estas alturas debería saber que tiene que cuidar las tramas, si no con tanto mimo como los traumas psicológicos de sus protagonistas, sí más aseadamente. Porque esto es novela negra y mal que le pese a muchos, la trama es importante. Con todo, French sigue siendo una de las mejores escritoras de la actualidad. 4 cadáveres (muy buena).

el-largo-adiosexEl largo adiós, de Raymond Chandler (EE.UU, 1888-1959).

Chandler comentaba que el género negro se distinguía de otros en que carecía de obras maestras, de obras de referencia. Pero eso lo dijo hace ya sesenta años y hoy, cuando un amigo me pidió que reseñara un clásico del género, no dudé en releer El largo adiós. No es precisamente una novedad y ni siquiera he hecho la reseña que me pidieron, pero he disfrutado tanto releyéndolo que incluyo esta obra maestra de la literatura entre mis recomendaciones veraniegas. Aunque no estoy seguro de que Chandler no albergase la secreta esperanza de que, un día, sería él la referencia de un género sin referencias. 6 cadáveres (Obra maestra).

la islaLa isla de los cazadores de pájaros (Grijalbo, 2013), de Peter May (Escocia, 1951).

Descubrí a este autor gracias a la reseña de José Ignacio Escribano. Los blogs son como regueros de pólvora: cuando alguien descubre un buen autor, no hay manera de cortar la llama. Peter May me recuerda en cierto sentido a French: personajes rotos, misterios personales que son tan importantes o más que la trama del asesinato y mucha psicología. Pero La isla de los cazadores de pájaros cuenta también con una buena trama y con el exotismo de las Hébridas. En mi opinión, es la novela del año. La siguiente del autor no me gustó tanto, pero no tengo espacio para contar por qué. 5 cadáveres (Excepcional).

El-Pirómano2El Pirómano, (Pàmies, 2013), de Bruce DeSilva (EE.UU.)

Existe una vieja tradición en EE. UU. que consiste en contarnos cómo les gustaría ser y cómo les gustaría que les vieran. Siguiendo esta antigua costumbre hicieron magníficas series de televisión sobre el periodismo escrito  (Lou Grant) o la política (El ala oeste). No es que nos lo creyésemos, pero lo disfrutábamos. Tal vez con la intención de homenajearse escribió el periodista Bruce DeSilva esta novela e hizo que el protagonista fuese un redactor de noticias locales de un periódico en decadencia. Después de todo, si algo les gusta a los periodistas es hablar de sí mismos incluso cuando -como es el caso de DeSilva– se trata de un veterano periodista en paro. Incluso cuando, a estas alturas de la era de Internet, sólo queda ya por contar cómo les gustaría estar hundiéndose, lo que convierte a El Pirómano en una historia algo melancólica. Por lo demás, la novela debe mucho a la serie de Kenzie y Gennaro del mejor Dennis Lehane: barrios de ciudades decadentes de la costa este de EE.UU. donde todos se conocen desde la infancia, bares familiares, mucho alcohol, algo de humor … DeSilva es un autor a seguir. 4 cadáveres (muy buena).

Anuncios

En piel ajena (RBA, 2011), de Tana French

Posted in 4 fiambres, Escritores europeos, Escritores irlandeses, Mujeres que cuentan crímenes, Novela negra, Tana French with tags , , , on 17 junio 2011 by uncadaverenmiblog

Amigos para siempre

En las novelas de Tana French (Vermont, EE.UU., 1975) personajes secundarios de una historia son protagonistas de la siguiente. Es una manera de agotar un personaje y pasar al siguiente que conviene al estilo de la autora, porque Tana French se ha especializado en exprimir como un limón a sus protagonistas y situarlos al borde de su ruina personal y profesional; en mostrar sus fragilidades, en colocarlos frente al precipicio de sus tentaciones más escondidas mientras el caso que investigan se va poco a poco difuminando.

Tras el desastre de la Operación Vestal relatada en El silencio del bosque, y su posterior traslado a la Brigada de Violencia Doméstica, Cassie Maddox toma las riendas de la serie y nos narra cómo echa de menos su antigua vida y a su compañero mientras da una y otra vuelta a la operación que hasta la fecha ha marcado negativamente su carrera profesional. Es entonces cuando una mujer aparece asesinada en los alrededores de la casa señorial donde vivía con cuatro amigos más. Lo extraordinario del caso es que se trata de una mujer cuyo pasado es imposible de rastrear porque usaba el nombre de la detective Maddox cuando trabajaba como agente encubierta y por si fuera poco la víctima y la agente son idénticas como dos gotas de agua; cuando estas cosas ocurren en una novela negra el siguiente paso es evidente: que la detective Maddox se haga pasar por la víctima y averigüe lo que sucedió.

El grupo de cuatro amigos en el que Cassie Maddox se va a infiltrar es singular: estudiantes de doctorado en el Trinity College de Dublín, todos procedentes de familias disfuncionales, se habían construido un mundo extraño a su alrededor. A fin de cuentas la universidad no deja de ser el lugar perfecto para huir de una realidad vulgar y en crisis sin esconderse de ella. Una regla explícita que se han impuesto los cuatro amigos les prohíbe hablar del pasado pero cuentan con muchas reglas implícitas, como pensar que es posible una vida de eternos postadolescentes estudiantes en la que todo está permitido salvo crecer. Demasiado tentador para la Cassie Maddox proclive a huir de la realidad.

Cuando el lector se quiere dar cuenta la autora le ha dado el cambiazo a la historia: de una novela policiaca hemos pasado a una historia que tiene que ver con el huir y el refugiarse; de aislarse pero no estar solo; de parar el tiempo y no crecer. Tal vez por eso no a todo el mundo le gusta Tana French aunque en mi opinión sea una de las novedades internacionales más interesantes de entre lo que nos llega traducido a España.

——————–
Ficha técnica:
En piel ajena (RBA, 2011), de Tana French.
Título original: The Likeness (2008)
Tapa blanda con solapas. 649 páginas.
Calificación: 4 Cadáveres (Muy buena)

El silencio del bosque (RBA, 2010), de Tana French

Posted in 4 fiambres, Escritores europeos, Escritores irlandeses, Mujeres que cuentan crímenes, Novela negra, Tana French with tags , , , on 5 agosto 2010 by uncadaverenmiblog

Una tarde de agosto de 1984, tres niños de 12 años se adentran como cada día en el bosque que linda con la urbanización de las afueras de Dublín en la que viven. Sólo uno de ellos volverá, con los zapatos empapados de sangre y sin el menor recuerdo de lo que sucedió. Hay en el bosque un castillo en ruinas y una piedra celta que, veinte años después, un equipo de arqueólogos investiga a toda prisa porque van a construir una autopista que va a arrasar la zona. Cuando una mañana de finales de verano los arqueólogos descubren el cuerpo de una niña de doce años sobre la vieja piedra celta, todo el mundo recuerda aquellas desapariciones de veinte años atrás que nunca se llegaron a aclarar. Y más que nadie el detective de la policía de Dublín Rob Ryan encargado del caso pues -casualidades literarias- se trata de aquel niño superviviente que veinte años atrás no logró recordar nada de lo que sucedió.

Hasta aquí, nada particularmente anormal como planteamiento de una novela negra. El de los remotos, oscuros y terribles acontecimientos ocurridos en un bosque es casi un subgénero de la novela negra. Me trae recuerdos de Harlan Coben (El bosque), Val McDermid (Lugar de ejecución) o incluso de Thomas H. Cook (El misterio de la laguna negra). Y Tana French (Vermont, EE.UU., 1973) está a la altura y tal vez los supere a todos. Su gran acierto: narrar la historia desde la perspectiva subjetiva del policía Adam-Rob Ryan, un hombre cuyo pasado es una losa que va haciéndose más y más pesada conforme avanza la narración y aumenta su desconcierto y el de los que le rodean.

Porque el problema es que el detective Ryan es policía y víctima; vengador de la niña asesinada y mártir de algo o alguien que ni si quiera sabe qué es. Ahí, French recuerda a PD James y los efectos contaminantes del mal, intoxicando aquello que toca y requiriendo lo mejor de cada uno de los afectados para superarlo, si es que pueden hacerlo. Cassie Maddox, la compañera del narrador en el cuerpo de policía, de la que se enamoró el primer día que la conoció, ha conocido el mal y ha aprendido a detectarlo, a reconocerlo y a saber cuándo ha sido derrotada. Y su relación con el mal está tan bien descrita que aunque Tana French afirme que Cassie Maddox tiene muy poco de ella, es inevitable la conclusión de que la autora también ha desarrollado una sensibilidad similar. Mientras, el intoxicado Ryan, aún permanece en el linde de aquel bosque esperando a que aparezcan los que a la postre fueron los mejores amigos que nunca tuvo.

La relación entre Cassie y Rob, entre Ryan y Maddox se apodera de la novela mientras sale a flote la tara oculta del detective; en la narración de Ryan hay confusión, desconcierto y dudas -¿por qué tantos años después no recuerda nada?-; y hay rabia, hay culpa y hay miedo. Hay unos amigos que le aguardan en el bosque y una mujer que le espera fuera de él. Si es que es capaz de salir del bosque en el que sin saberlo lleva veinte años atrapado.

Aunque El silencio del bosque es su primera novela y la primera traducida al español, acaba de publicar en inglés su última novela, la tercera en tres años. Pues eso, ha nacido una estrella.

-------------
Ficha técnica:
El silencio del bosque (RBA, 2010), de Tana French.
Título original: In The Woods (2007)
Calificación: 4 Cadáveres (Muy buena)
A %d blogueros les gusta esto: