Archive for the Alan Le May Category

Centauros del desierto (Valdemar, 2013), de Alan Le May

Posted in 5 fiambres, Alan Le May, Autores, Clasificación de escritores por país de origen, Escritores de EE.UU., Hombres que cuentan crímenes, Novela negra with tags , , , on 3 junio 2013 by uncadaverenmiblog

Centauros del desierto, como novela negra

Centauros del desierto

Tras masacrar a una familia de colonos de Texas, una banda de indios comanches huye llevándose a las dos niñas supervivientes. El pariente más próximo de las víctimas dedica su vida a encontrar a los asesinos.  Un argumento como éste justifica a los que sostienen que la novela negra americana es el hijo oscuro y urbano del Western. O también lo contrario: que el Western es un tipo de género negro con caballos que atraviesan ríos, caballería, indios, noches al raso y praderas. Aunque, he visto tantas veces la película, sus caballos sobre la nieve, sus desiertos y sus ríos, y son tan potentes las imágenes de John Ford, que tras terminar la lectura se mezclan en mi cabeza las escenas de la película y el relato de la novela.

Leer la novela tenía sus riesgos: Centauros del desierto, la película, no me ha decepcionado jamás. Años después de verla por primera vez me aficioné al género negro y quizás sin saberlo he rastreado al vengativo y oscuro Ethan Edwards (Amos Edwards, en el libro) por cientos de novelas. A estas alturas del siglo XXI sigue sin estar claro en qué consiste el género negro pero en sus momentos más puros tiene que ver con un crimen y con un personaje que se niega a dejar que las cosas queden como están. En el caso que nos ocupa lo hace en parte por amor, por el recuerdo de la mujer asesinada que amó, pero sobre todo lo hace porque sí, porque es lo que tiene que hacer. El lector de novela negra no necesita más explicaciones.

wayneCierto que, en la novela, los personajes de Alan Le May no tienen el encanto de los personajes de Ford. Ni su encanto, ni su ternura, ni su compasión. Esto no es posible. Pero aunque sabía que lo iba a hacer antes de empezar la reseña, no es justo comparar una obra maestra del cine con su versión literaria. Centauros del desierto seguiría siendo excepcional si no se hubiera llevado al cine pero, asumido esto, tiene el interés adicional de desarrollar argumentos que en la película se tratan sólo de refilón. No decepciona.

En la lista de Sight & Sound de 2012 y tras haber permanecido ausente de los lugares de privilegio de la encuesta desde 1982, ha vuelto a aparecer Centauros entre las diez mejores películas de todos los tiempos. Pero el espíritu del obstinado Ethan Edwards permanece también en algunos personajes contemporáneos de novela negra y, si tuviera que decidirme por uno, elegiría a Hieronymus “Harry” Bosch, el detective obsesivo que coloca sobre su mesa fotos de víctimas olvidadas cuyos asesinos aún anda buscando. Una tarea para una vida. Solo que -al contrario de lo que ocurrió con el personaje de Alan Le May– no habrá  para Bosch un John Ford que filme su despedida.

——————–
Ficha técnica:
Centauros del desierto (Valdemar/ Frontera, 2013), de Alan Le May.
Título original: The Searchers (1954)
Tapa dura.366 páginas.
Calificación: 5 Cadáveres (Excepcional)
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: