Lágrimas en la lluvia (Seix Barral, 2011), de Rosa Montero

Una de las hipótesis más frecuentes que nos plantea la ciencia ficción es la de un mundo donde tenemos que convivir con otros seres inteligentes. El conflicto que surge es la salsa de muchas de las mejores películas y novelas de género sean los nuevos seres que acompañan al hombre en su soledad máquinas creadas por él mismo (el ordenador HAL en 2001: Una odisea espacial o cualquier robot de cualquier novela de Asimov, o la desbaratada Matrix con su cruel y amoral software inteligente), animales (El planeta de los simios) o replicantes (Blade Runner).

El desenlace del conflicto no suele ser feliz; después de todo, un principio que comparten estos relatos es que los hombres no somos de fiar. En su Saga de la fundación, Asimov acabó proponiendo como solución al problema humano un totalitarismo perfecto promovido y tutelado por robots en el que las personas se unirían al resto de los seres vivos y a las cosas para formar un todo perfecto. El planeta de los simios desembocaba en un holocausto nuclear en el que los hombres habían perdido su condición racional en favor de los primates; en 2001, HAL se volvía humano y casi asesinaba a la tripulación completa del Discovery, y en Matrix acabábamos sirviendo como baterías eléctricas a las máquinas que habíamos creado tras destruir el mundo. Blade Runner no necesitaba un final catastrófico porque la película era en sí una desasosegante distopía en la que no habíamos necesitado una guerra contra máquinas, animales o androides para crear un mundo infeliz.

Pero algo específico de Blade Runner eran las aspiraciones de integración de los replicantes. Ser una persona y que te puedan llamar humano es un asquito, pero los replicantes reclaman su derecho a formar parte de la distopía con todos los honores porque cuentan con aquello que nos diferencia como especie: porque son conscientes de sí mismos y se preguntan por qué están, por qué son, por qué lo tienen que saber y por qué han de ser conscientes de que van a morir. Se convierten en el espejo de los hombres y se plantean las mismas preguntas sin respuesta que llevamos haciéndonos desde que somos personas y cuya formulación debería ser condición suficiente para considerarlos parte de esto que llamamos humanidad.

No es que los replicantes vayan a tener más éxito que los humanos a la hora de encontrar respuestas. Como nosotros, su fracaso al intentar resolver el problema por sí mismos está garantizado y, como nosotros, serán lágrimas en la lluvia. Pero una vez asumida la limitación, aunque sea inexplicable, no deja de haber también algo de esperanza.

Lágrimas en la lluvia (Seix Barral, 2011) no tiene la ambición de Blade Runner. Después de todo, hace tiempo que dejamos los 80 atrás y, en nuestro tiempo, las películas con ambiciones de trascender son largometrajes del tipo El árbol de la vida (EE.UU., 2011) cuya pretenciosidad sólo se ve igualada por lo insufriblemente aburrida que es. Pero no es el caso de la novela de Rosa Montero (Madrid, 1951), que  toma algunos elementos de Blade Runner, añade otros y los lleva al Madrid de 2109. Es un policiaco ambientado en un mundo derivado de Blade Runner, pero sin su trascendencia; más de andar por casa. Los problemas sociales son una traslación de los que se dan el en siglo XX y XXI: la pobreza, la xenofobia y el racismo pero aplicada a otro tipo de seres. A cambio, tampoco es pretenciosa y entretiene, y nos trae a la memoria Blade Runner, que gana con el tiempo.  De cualquier manera es recomendable. Muestro a continuación una presentación del libro realizada por la autora.

——————–
Ficha técnica:
Lágrimas en la lluvia (Seix Barral, 2011), de Rosa Montero.
Tapa blanda con solapas.476 páginas.
Calificación: 3 Cadáveres (buena)

8 comentarios to “Lágrimas en la lluvia (Seix Barral, 2011), de Rosa Montero”

  1. Me daba miedo que esa aproximación a Blade Runner fuera literal y me encontrara un pastiche intragable, pero por lo que dices dista mucho de ser así o sea que, no sin recelo, habrá que darle una oportunidad.
    Saludos

  2. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Interrobang.

    Pues sí. Sin grandes pretensiones pero es una lectura agradable. En Blade Runner la angustia de los replicantes era la angustia de la humanidad ante la muerte. Aquí los problemas de Bruna, la protagonista, no pasan de ser sus propias angustias, aunque sean las mismas. Vamos que no es lo mismo, pero es una lectura interesante y amena.

    Saludos.

  3. Flames Says:

    Me da la impresión de que es una novela estilo Rosa Montero… pero disfrazada de ciencia ficción.

    No quiero seguir porque no me parece justo ni coherente opinar sin haberla leído.

  4. plata_quemada Says:

    Me la recomendó una compañera del trabajo y tengo que reconocer que me ha sorprendido muy gratamente (para mi gusto el final se queda un poco flojo). Sin ser una obra maestra no es ni mejor ni peor que otras tantas que he podido leer; el libro es entretenido, mantiene el ritmo y los personajes principales son bastante sólidos.

  5. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Flames.

    No he leído nada más de Rosa Montero. De esta novela me llamó la atención el que fuese un derivado de Blade Runner y que fuese policiaca. Si le pides demasiado al libro no te lo va a dar, pero así son la mayoría de las novelas policiacas que se escriben hoy en día. Por lo demás, no está mal, como ya he comentado. Yo la leí con gusto.

    Saludos.

  6. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Plata. Estoy bastante de acuerdo con lo que dices. A mí me pareció que no está mal y que es recomendable.

    Saludos.

  7. Flames Says:

    Aunque me salga del hilo… me gustaría comentar que acabe el otro día HEADHUNTERS de Jo Nesbo. Me ha parecido un thriller trepidante.

  8. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Flames. A mí Nesbo me parece de lo más valioso de entre lo que ha quedado tras la moda de la novela negra nórdica. Esta que comentas no la he leído. Me la apunto.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: