Abrázame, oscuridad (RBA, 2010) de Dennis Lenahe

El regreso del detective de Boston

Rebus ha colgado la placa; PD James, la pluma; Mankell jubiló con rabia a Wallander; a Pelecanos nos lo traducen con cuentagotas y lo mismo podemos decir de Laura Lippman; Lawrence Block sigue perdido e ignorado, como casi siempre ha estado por las editoriales españolas. Quedan pocos valores seguros que además cuenten con una editorial fiel. Sigue estando Ellroy, está Connelly, y poco más. Pero entre los que quedan está Dennis Lehane.

Desde que abandonó a su pareja de detectives Kenzie-Gennaro en 1999 no hay una sola entrevista en la que no le pregunten si van a volver. Y él responde que sí, que lo harán, que está esperando a que llamen a su puerta:

Y todavía no lo han hecho –afirmaba en una entrevista tras publicar Shutter Island-Los veo y donde quiera que me los imagine están en una habitación de un hotel del caribe, por alguna razón, y el teléfono suena. Y uno de ellos dice “no lo cojas, es él [Dennis Lehane]”

Y ya han debido de llamarle porque se anuncia para noviembre la publicación de la sexta entrega de la serie, en inglés, tras doce años de ausencia.

Dorchester, el último de los barrios irlandeses de Boston y el lugar donde nació y creció Dennis Lehane es el lugar perfecto para ambientar sus novelas cargadas de violentos dilemas morales que tienen como trasfondo la familia, la educación y el amor de los padres a los hijos, o su ausencia. Sus argumentos incluyen personajes que se conocen desde la escuela, en esa época donde se forjan las amistades y los odios, donde se fabrican los sueños y se incuban las frustraciones, una época en la que casi toda la suerte está echada, para bien o para mal. Un barrio al mismo tiempo siniestro y familiar donde se veían los pobres pero no la pobreza y que según el propio autor es un mundo que ya no existe porque este tipo de barrios étnicos desapareció en los 80.

Los diálogos rápidos, la acción, las descripciones con las que nos hace palpar la atmósfera de sus novelas, los símiles, las metáforas, el sentido del humor; todo esto lo toma de lo mejor de la tradición de la novela negra de EE.UU. Una buena metáfora del tipo me sentí como si me hubiera tragado un jersey de lana, vale más que mil palabras y además arranca una sonrisa en el lector y en esto no hay nadie hoy en día a la altura de  Lehane.

Supongo que hay que ser americano para escribir así. Pero aunque también sea compatriota suyo resulta curioso que el escritor al que afirma sentirse más próximo sea George Pelecanos. Lehane es más absorbente, más ágil, más divertido; sus diálogos y descripciones a veces resultan excepcionales y es el escritor de novela negra moderno más cinematográfico. Pero a pesar de sus virtudes como narrador, al final de sus libros es Pelecanos el que puede ofrecer al lector una mayor solidez, credibilidad y profundidad moral.

Porque tal vez la serie de Kenzie-Gennaro tenga un defecto de origen, después de todo Lehane escribió la primera novela de la serie durante el curso de postgrado y fue llegar y besar el santo. En Plegarias en la noche (1999), la última novela de la serie hasta la fecha, Lehane comienza la novela convirtiendo a Patrick Kenzie en Lew Archer investigando las miserias familiares de un matrimonio de clase alta cuya hija supuestamente se ha suicidado. Tras propinarle una brutal paliza a un violador pasa a narrar un enfrentamiento con la mafia de Boston para después atascarse, volver a reconducir la historia y rematar con un baño de sangre del que sale victorioso gracias a su amigo psicópata Bubba. Demasiado errático para ser verosímil.

El defecto de Lehane puede tener que ver con su protagonista, una especie de duro sensible, postmoderno; es un macho alfa que rebosa testosterona por todos sus poros pero antes se mete en un cine a ver una de Steven Seagal que muestra algún rasgo que se pueda considerar como machista. Y para cuando hay que hacer de Harry el Sucio Lehane se ha inventado a Bubba, un amigo psicópata que le hace eso, el trabajo sucio. En el fondo a este personaje le falta un hervor.

Pero las virtudes del narrador Lehane superan con mucho sus defectos y las historias de detectives siguen teniendo algo que no puede ofrecer con ninguna otra novela de las que ha escrito. Además la pareja Kenzie-Gennaro es de las que envejecen, maduran y evolucionan, y con ellos el autor.  Y para el lector los personajes se convierten en viejos amigos de los que quiere saber qué fue de ellos. Tal vez por eso y a pesar del éxito de las novelas que ha escrito después el público sigue demandando historias de Kenzie-Gennaro una década después de que las interrumpiera.

Quizás previendo el próximo lanzamiento de la nueva novela de la serie, RBA está publicando las que permanecían inéditas. Un trago antes de la guerra (1994) fue la presentación; Abrázame, oscuridad (1996) que acaba de ser publicada en España  la más violenta y brutal y también la consolidación; Desapareció una noche (1998), la mejor de la serie y  en Plegarias en la noche (1999) ya daba signos de cansancio. Pero todas merecen mucho la pena.

-------------
Ficha técnica:  Abrázame, oscuridad (RBA, 2010), de Dennis Lehane.
Título original: Darkness, Take my Hand (1996)
Calificación: 4 Cadáveres (Muy bueha)

Anuncios

17 comentarios to “Abrázame, oscuridad (RBA, 2010) de Dennis Lenahe”

  1. Genial el blog. Me ha gustado mucho el formato. Felicidades!

  2. uncadaverenmiblog Says:

    Gracias, D.R. Ricaldi. EL mérito del formato hay que concedérselo a WordPress. Este “tema” ha sido diseñado por un tal Ulysses Ronquillo y es de los que WordPress te ofrece gratis. A mí me pareció perfecto para un blog de novela negra.

    Saludos.

  3. caniBall71 Says:

    Tres dias han bastado para que de cuenta de la novela. Es absorvente, entretenida y con un punto de ironia. Tras acabarla fui corriendo a leer “Un trago antes de la guerra”. Ambas las he disfrutado y espera en mi mesita de lectura “desaparecio una noche”.
    Ya habia leido “Mystic River” y “Shutter Island”. Todas ellas son brillantes. Lehanne es MUY GRANDE.

  4. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, caniBall71, gracias por el comentario.

    Si te gusta mucho Lehane te recomiendo que leas también Cualquier otro día, su última novela. Muy buena también.

    Saludos.

  5. BobWaits Says:

    Que título es el más recomendable para empezar con Lehane? He visto todas sus adaptaciones pero aún no he leido nada suyo.

    Muchas gracias de antemano, y mucha suerte con tu brillante blog.

  6. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, BobWaits. Gracias por la colaboración y por el elogio.

    Yo empezaría … por el primero: Un trago antes de la guerra. De las demás, a mí la que más me gustó fue Desapareció una noche, pero si has visto la peli puede que pierda interés para tí. Las otras dos están muy bien también.

    Saludos.

  7. BobWaits Says:

    Tomo nota, muchísimas gracias.

    ¿Has leido “No hay bestia tan feroz” de Edward Bunker? Es fantástica.

    Saludos.

  8. Estoy con ella y me está gustando, es la primera que leo del autor aunque si que he visto las tres -enormes- peliculas.

    Una nota, no me gusta este tipo de traducciones donde se introducen como con calzador expresiones castelllanas que no pegan ni con cola, van unas cuantas, del tipo “veranillo de san martin”. Puntilloso que es uno

  9. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Morgenstern. Pues RBA dentro de lo que cabe no traduce mal. Ya nos contarás qué te ha parecido cuando la acabes.

    Saludos.

  10. uncadaverenmiblog Says:

    BobWaits: no conozco a ese autor. ¿Puedes contar algo más?

    Saludos.

  11. Acabando con buen sabor de boca, argumento bien hilado, buen desarrollo y angustia hasta el ultimo momento.

    Insisto con el tema de la traducción, en este caso de Ramón de España, cuando uno está enfrascado en un oscuro barrio de Boston, lo último que espera encontrarse son expresiones como “zurrar la badana”, “toda la pesca”, etc etc…

    Por otra parte los momentos de acción (al contrario que los encuentros sexuales) no están para nada bien narrados, cuesta horrores montarse una imagen mental de lo que realmente está ocurriendo, desconozco cuantos de los habituales saben que un “naranjero” es un subfusil MP18 de origen alemán, en mi caso la primera vez que lo oía/leía, son fallos que no sé si achacar al escritor o al traductor, pero deslucen una novela brillante.

    He adquirido en el kiosko Mystic River por 5 miseros euros, insistiré con el autor pero con distinto traductor.

  12. uncadaverenmiblog Says:

    Morgenstern: Mystic River está muy bien. Ya sabes que Clint Eastwood hizo una peli basada en la novela. Pero no tiene nada que ver con lo que Lehane escribió antes ni después.

    Saludos.

  13. Acabo de terminar “Abrazamé, oscuridad”, la primera que leo de Lehane, me ha parecido un libro muy bueno, original en la manera de presentar el mal casi como una fuerza de la naturaleza. Me parece muy acertada tu descripción de las contradicciones de Kenzie.

  14. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Alice. Me alegro de que te gustase la recomendación. En breve RBA va a publicar la última novela que quedaba inádita en español de la pareja Kenzie-Gennaro y que en inglés se titula Sacred.

    Después de esa viene Desapareció una noche que en mi opinión es la mejor de la serie y de la que hicieron una peli bastante buena (Adiós, pequeña). Si te has enganchado a Lehane no te los puedes perder.

    Saludos.

  15. Ahora mismo estoy leyendola y en cuanto termine veré también la peli, gracias por el consejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: