Diez negritos (RBA, 2009), de Agatha Christie

… y no quedó ninguno

La justicia, su presencia, su ausencia, su realización o su búsqueda, sobrevuela la buena novela negra. Los buenos autores no tienen que explicar en qué consiste; el lector tiene que acercarse a estas novelas ya enseñado porque la novela negra no es moralista, pero es profundamente moral. Y si el autor nos tiene que explicar en qué consiste para él la justicia, el bien y el mal, si se ve en la necesidad de impartir su clase magistral, entonces podemos echarnos a temblar.

Agatha Christie (Inglaterra, 1890-1976) nunca se vio en la necesidad de explicar lo que era el bien ni el mal; ni que el mal existía, que está entre nosotros y que podía encontrarse donde uno menos se lo espera . Pero en ninguna novela mostró con más claridad su concepto de justicia que en la escalofriante Diez negritos (Ten Little Niggers, 1939) donde la autora reunió en una isla incomunicada a diez culpables que habían escapado impunemente de la justicia con el objetivo de condenarlos a muerte a todos. Y lo hizo con la serenidad y la consciencia de una mujer cincuentona que se encontraba en plena madurez literaria, y que a esas alturas no tenía ya nada que demostrar. El resultado fue inquietante, claustrofóbico, implacable, demoledor.

Porque una constante en la literatura de Agatha Christie -y que llevó al extremo en esta novela- es la irreversibilidad del mal: no hay redención y por supuesto, tampoco hay perdón. Pero la justicia debe prevalecer por lo que el castigo es inapelable e irremediable. Quien pensó que las novelas de Agatha Christie son sólo un juego que consiste en adivinar quién es el asesino se quedó a mitad de camino.

Diez negritos ha sido la novela más vendida de la autora inglesa (100 millones de ejemplares) y la que más veces ha sido llevada al cine. La primera adaptación se realizó en 1945 y llevaba el título original And Then There Were None (Y no quedó ninguno, Rene Clair, EE.UU. 1945). Pero era complicado que esa historia pudiese llevarse a la pantalla tal cual salió de la imprenta por lo que la propia Agatha Christie realizó unos retoques en el guión para suavizar el final. Eso sí, sin dejar de ser fiel a sus principios porque de no ser así sus lectores, ya enseñados, no lo habrían entendido ni justificado.

Valga esta entrada como homenaje a la autora en el 120 aniversario de su nacimiento. Muestro a continuación el trailer de la primera versión cinematográfica de esta obra maestra.

-------------
Ficha técnica: 
Diez negritos (RBA, 2009), de Agatha Christie.
Título original: Ten Little Niggers (1939)
Calificación: 6 Cadáveres (Obra maestra)
Anuncios

10 comentarios to “Diez negritos (RBA, 2009), de Agatha Christie”

  1. Excelente reseña. Un saludo

  2. uncadaverenmiblog Says:

    Gracias, José Ignacio. Es un pequeño homenaje a la autora que durante tantas tardes y noches en vela nos hizo disfrutar en nuestra adolescencia. La primera gran escritora de novela negra a través de la cual yo y tantos otros conocimos el género.

    Saludos.

  3. Todo el mundo dice que la leían en la adolescencia, yo también empecé con Doña Agatha en mi adolescencia, pero curiosamente la sigo leyendo actualmente. Creo que no tiene edad.

  4. uncadaverenmiblog Says:

    Masteatro, como dices, doña Agatha no tiene edad. Pero ¿qué haces con un autor cuando ya te has leído todas sus novelas?

    Saludos.

  5. ¡¡Releer “El Asesinato de Roger Ackroyd!!

    Como cariñoso homenaje a una de las dos señoras que me sacaron del analfabetismo.
    La otra fue mi abuela.

    Saludos.

  6. uncadaverenmiblog Says:

    Pues a mí el Asesinato de Rogelio Ackroyd (en sus tiempos, en las viejas edicionas que se vendían en los quioscos le denominaban “Rogelio”) no es de las que más me han llamado la atención. Antes reelería Muerte en Egipto .

    Saludos.

  7. Agatha Christie está totalmente ligada a mi infancia.
    Con 8 años me tuve que echar casi un mes tirado en cama.
    De aquella (tengo 45 años) ni habia teles portatiles y la 2 empezaba a las 7 de la tarde.
    Aparte de gran arte que es la conversacion, salvo leer poco podia hacer.
    Asi que mi hermano me iba dejando todas las novelas de Agatha Christie.
    Por eso nunca las he vuelto a leer, tengo miedo de que si la releo me rompa aquellos magicos momentos.

    Por cierto, en esa convalecencia me enganché a un gran olvidado.

    James Hadley chase y su No hay orquídeas para miss Blandish.

    Saludos

  8. uncadaverenmiblog Says:

    ¡Uf! Agatha Christie con 8 años … ¿no es un poco pronto? ¿también leíste a JHC a los 8 años?

    Dime por lo menos que tu hermano no te pasó las de Jim Thomson 😉

    Saludos.

  9. La reina de la novela negra, sin duda. He sido, soy y seré fan de ella, me encantan sus novelas, las tengo todas (Editorial Molino) y las he leido por lo menos 2 veces cada una.

    Saludos.

  10. Qué tiempos aquellos, Mauro, en los que la 2 se llamaba en realidad el UHF. Y no llegaba a todas las casas, doy fe de ello.
    Por cierto, a los ocho yo leía los 5 (creo). La tía Agatha llegó un poco más tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: