Vergüenza (Rocaeditorial, 2009), de Karin Alvtegen

De vuelta a los autores nórdicos; a la introspección, a los suecos tristes, atormentados y solos, a las relaciones insanas con la religión y a las familias desestructuradas. Vergüenza es una novela de misterio e intriga pero, aunque Karin Alvtegen (Huskvarna, Suecia, 1965) sabe lo que se trae entre manos, no es realmente una novela negra pues sea lo que sea que signifique este término, tiene que ver con un crimen y una investigación; y ninguna de esas circunstancias se da en esta novela. Lo que no sé es por qué se llama Vergüenza cuando debería llamarse Culpa, pero considerar este segundo término como subordinado al primero, y no al revés, es una constante en autores no latinos y, sin ánimo de querer sentar cátedra, me pregunto si no tendrá que ver con la mentalidad protestante.

Porque la historia gira alrededor de dos mujeres de diferentes generaciones y educación que arrastran una vieja culpa que las empuja cada vez más al aislamiento y la desesperación. Ambas tienen en común su impotencia para enfrentarse a aquello que las está destruyendo pero las circunstancias harán que se acaben encontrando y que enfrenten su pasado contra su voluntad.

Hoy en día no se estila hablar de  culpa. O se habla mucho de ella para diluirla en lo social y nunca considerarla como algo personal, ligada a la responsabilidad individual, a lo que pudimos haber hecho y no hicimos porque no quisimos. La culpa es de otros o de la sociedad. Por eso llama la atención leer una novela que a estas alturas hable de la culpa, de su poder destructor y del poder reparador de su aceptación y su superación. Aunque para superarla, hoy como ayer, haga falta un poco de fe, algo de esperanza y una pizca de caridad.

Y hablando de caridad, la novela también tiene que ver con los límites del Estado de Bienestar. En Suecia, una persona puede abandonarse materialmente pues el Estado se ocupará de mantener unos mínimos que permitan su supervivencia; pero aún no se ha inventado una asistencia social que garantice el bienestar de las conciencias. Y no es que no se haya intentado, ni mucho menos. Sería el sueño de aquellos que querrían hacer depender  totalmente a las personas de un omnipotente Estado. Pero no es posible, hay cosas que sólo podemos solucionar las personas por nuestros medios aunque, al igual que las protagonistas de esta novela, se pueda precisar una ayuda que no se puede contemplar en los Presupuestos Generales del Estado y que ningún funcionario puede prestar; un tipo de ayuda que tiene que ver con la gratuidad, el desinterés y con lo que siempre hemos llamado compasión y caridad.

-------------
Ficha técnica:
Vergüenza (Rocaeditorial, 2009), de Karin Alvtegen.
Título original: Skam (2005)
Calificación: 3 Cadáveres (buena).
Anuncios

4 comentarios to “Vergüenza (Rocaeditorial, 2009), de Karin Alvtegen”

  1. He borrado dos de tus tres comentarios repetidos en mi entrada sobre Batya Gur…¡y no ha quedado ninguno! Ni idea de qué ha pasado. Te pido disculpas porque ahora no esta tu comentario ¿¿¿???
    Un saludo

  2. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Javier. Bueno, estas cosas funcionan a veces así. Afortunadamente era sólo un comentario …

    Saludos.

  3. corales Says:

    hola!!! Estoy leyendo este libro en Sueco y me parecio interesante lo que escribes sobre el libro

  4. Montserrat Says:

    Yo lo estoy leyendo en inglés y lo han titulado SACRIFICE, aunque en la primera edición de 2006 el título era SHAME (vergüenza). Llevo 226 páginas preguntándome: ¿por qué no se titula CULPA? Tu comentario sobre el orden de culpa y vergüenza en los países del norte me ha hecho reflexionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: