Cualquier otro día (RBA, 2010), de Dennis Lehane

Tras escribir la quinta novela de la serie protagonizada por los detectives Patrick Kenzie y Angela Gennaro, Dennis Lehane (Boston, Massachusetts, 1966) comenzó una peregrinación por diferentes géneros literarios cuyo último episodio ha sido Cualquier otro día (RBA, 2010), una novela histórica que arranca con la huelga de jugadores de béisbol  durante las finales de otoño de 1918 y narra los terribles acontecimientos que tuvieron lugar en Boston, hasta la huelga del departamento de policía de esa ciudad, un año después.  Un año y unos acontecimientos de esos que, por enésima vez, cambiarían América y que el autor usará para escribir una novela épica de honor, amistad, lealtad, traición y amor.

Lejos de la serie de Kenzie y Gennaro –lo mejor del autor, en mi opinión-,  y a pesar de ser menos intrascendente que Shutter Island y no tan demoledora como Mystic River, la impresión con la que me quedo es que Cualquier otro día no va a quedar como su mejor novela. Y eso a pesar de que supone un retorno a los temas clásicos de Lehane: la familia, la educación, las relaciones entre padres e hijos, el ejemplo, el amor, el deber; y también los irresolubles dilemas morales, tan típicos del autor de Boston pues, como él mismo reconoce cuando siento que no tengo respuesta [al dilema moral] es cuando suceden mis mejores dramas. Pero creo que se ha metido en un jardín del que no ha sabido cómo salir; que se encontraba tan fascinado por los hechos que relata y tan satisfecho con su técnica de narrador, que por el camino se le ha olvidado  escribir la novela.  Demasiada ambición, demasiados acontecimientos encadenados que no tienen más relación que el haberse sucedido cronológicamente y demasiado poco argumento original para 700 páginas de novela.

Pero el bostoniano es una de mis debilidades. Ya en en prólogo, cuando Babe Ruth y el resto de los Red Sox salen a estirar las piernas aprovechando una parada del tren que les lleva  camino a Boston, se percibe que estamos en una novela de Lehane . Porque en sus novelas se huele el humo de las fábricas, la pólvora, el sudor y el alcohol, grandes cantidades de alcohol; se respira la rabia, se siente la desesperación y se palpa la testosterona; se oye el crujir del bate cuando golpea la bola y los huesos al partirse en el fragor de la pelea. Lehane tiene un talento excepcional para captar atmósferas y cuando la mirada del escritor recorre los barrios, las calles, los bares y los domicilios de Boston, la del lector no puede hacer otra cosa que acompañarle.  Y por eso Lehane me parece imprescindible.  Y tal vez por eso, un día le van a publicar  la lista de la compra, la crítica se la va a celebrar y Hollywood se va a hacer con los derechos.

Pero la novela histórica es un campo minado. Creo que fue a Horacio Vázquez Rial a quien le leí que toda novela es, por definición, histórica. Los hechos están en las hemerotecas pero la manera de entender el mundo, los valores de la época, eso es tarea del autor captarlo y en el caso que nos ocupa no ha podido evitar el impregnar a los  protagonistas con su mentalidad del siglo XXI. Y cuando Lehane afirma que podemos investigar el presente a través de nuestro pasado, es difícil no darle la razón, pero me pregunto si realmente hay algún paralelismo entre el terrorismo islamista del siglo XXI y el anarquista de principios del XX; entre los sindicatos de hoy y los de hace un siglo; y si no es engañosa la condescendencia con la que, una vez que están definitivamente derrotados, contempla los movimientos revolucionarios filo soviéticos del terrible siglo XX.

Hay algo muy bueno en la novela histórica: su capacidad para despertar la curiosidad del lector hacia épocas y ambientes que desconoce. Mientras tanta gente luchaba por su supervivencia, algo surgía con fuerza y su banalidad destacaba ante tanta miseria. Tras terminar la temporada de béisbol de 1919, Babe Ruth, que habría de ser reconocido como el mejor bateador de la historia y la primera gran celebridad del deporte profesional en EE.UU., fue traspasado de los Red Sox de Boston a los Yankees de Nueva York en la que ha sido considerada como la peor negociación de la historia del deporte profesional en EE.UU. Una puñalada en el costado de los aficionados bostonianos que no volverían a ganar una Mayor League de béisbol hasta casi un siglo después. Porque lo que no previeron los gestores del club bostoniano es que America había cambiado, una vez más. Entre huelgas, corrupción, epidemias mortales, emigración masiva, terrorismo revolucionario, inflación, desempleo y soldados que volvían de Europa, la vida seguía su curso. Y había nacido el entertainment.

-------------
Ficha técnica:
Cualquier otro día (RBA, 2010), de Dennis Lehane.
Título original: The Given Day (2008)
Calificación: 4 Cadáveres (muy buena).

11 comentarios to “Cualquier otro día (RBA, 2010), de Dennis Lehane”

  1. Pues sí, fui yo quien dijo eso sobre la novela histórica, y me parece fantástico que alguien lo haya recogido. ¿Quién eres tú, que no aparece firma? Es bueno el blog.
    Un abrazo
    Horacio

  2. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Horacio.

    Gracias por tu comentario. Me hace mucha ilusión que leas mi blog. Soy un lector habitual tuyo pero no nos conocemos salvo por un par de mails que nos inetrcambiamos hace unos meses.

    Recordaba la frase de un artículo tuyo en LD pero no lo encontré, así que decidí poner un enlace a tu sitio en Internet.

    Un abrazo y gracias de nuevo por el elogioso comentario.

  3. Hola:

    Me gustaría leer algún libro de este autor pero no sabría por cuál empezar . ¿Cuál me recomiendas?

  4. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, masteatro.

    Te recomendaría el primer libro del autor y primero de la serie Kenzie-Gennaro que fue fublicado recientemente por RBA. Su título es “Un trago antes de la guerra”. Si te gusta te recomiendo que leas “Desapareció una noche”, en mi opinión su mejor novela.

    Saludos.

  5. Solo he leído el capítulo inicial, cortesía de El País.Me parecio un estupendo comienzo.
    Tuve en la mano,sopesando en cual de los dos invertir mi exiguo presupuesto mensual, “Cualquier otro día” y “La vida fácil” de Price. Al final se impuso el buen recuerdo de “The Wire”.
    Esperaré la edición bolsillo…Es la condena de los lectores pobres.
    Tu blog,lo poco que he leído,está muy bien.
    Un saludo

  6. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, Némesis. Gracias por el comentario.

    Tengo pendiente la de Price. De hecho la iba a comprar ayer sábado hasta que me di cuenta de que absolutamente todo estaba cerrado (una gran conquista social ésto de que no podamos hacer compras un sábado por la mañana, supongo).

    … ya nos dirás qué te ha parecido.

    Saludos.

  7. rafael Says:

    hola me parece que es una joya tener un blog como el tuyo que cuente y muestre lo mejor y lo mas granado de la novela negra.
    un par de preguntas a bocajarro : te llegaste a creer la trilogía de la Salander ( unico personaje entrañable de Larsson ) ?
    segunda cualos son las mejores novelas negras recientes? , fuera de lo trillado de Mankell y esos nóidicos que ahora lo copan todo . te gusta el personaje de Vichi , el comisario Bordelli ?

  8. uncadaverenmiblog Says:

    Rafael: ya me gustaría a mí mostrar lo mejor y lo más granado de la novela negra. Tan sólo cuento cosas de algunas de las novelas que he leído y que me han gustado.

    Reciente es la última de Dennis Lehane que me ha gustado bastante. De novedades tengo en mi mesilla de noche La vida fácil, de Richard Price y la última de Fred Vargas. Ya las reseñaré.

    Saludos.

  9. daoiz Says:

    Hola, uncadaverenmiblog.

    Llego a tí desde el blog desdeelexilio, donde escribo de vez en cuando algún post. Acabo de descubrir tu blog y me parece fabuloso, soy un gran aficionado a la novela policíaca/negra. Coincido contigo en el gusto por Lehane, me parece que aunque un poco demasiado pesimista, es de lo mejor de la actualidad (“Desapareció una noche en una joya auténtica)

    Por cierto, ¿qué te parecen Michael Connelly y John Connolly?….¿y John Katzenbach? (no es sólo novela negra, pero es un tío muy imaginativo y versátil)

    Me voy a hacer adicto, me facilitará el trabajo de escoger novelas (leo cada bodrio…)

    Saludos

  10. uncadaverenmiblog Says:

    Hola, daoiz.

    Michael Connelly me encanta. Estoy a la espera de que se publique en España la última de Harry Bocsh, ya cumpliendo sus últimos años de carrera.

    John Connolly no me hace mucha gracia. Sus novelas me resultan trabadas y aunque tiene una gran capacidad para describir atmósferas donde se palpa el mal más absoluto, me disgusta el exceso de violencia y esa extraña mezcla de policiaco con esoterismo.

    De Katzenbach leí hace años “el psicoanalista” (o algo así) y no me desagradó, pero no me gustó lo suficiente como para que continuase con la serie.

    Saludos.

  11. daoiz Says:

    Gracias por el feedback.

    En cuanto a Katzenbach, si tienes ocasión de leer Causa Justa (se llamaba Just cause en inglés, no sé si la habrán traducido igual- la película la protagonizó Sean Connery), Historia del Loco o Un asunto pendiente, te recomiendo una segunda oportunidad. Es un tío curioso..

    ¿Alguno algo menos conocido que me pueda estar perdiendo? (prometo no dar más el coñazo…)

    Gracias otra vez, saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: