Colgando de un hilo (Punto de lectura, 2007), de Laura Lippman

colgando de un hiloLlegó de Jerusalén un lunes y ya estábamos a jueves. A la hora de la comida, tocado con su kipá y llevando consigo los paquetes de comida kosher envasada que se había traído de Israel, mi colega se retiraba a una sala de reuniones para almorzar solo. Cabe suponer que, tras las largas jornadas laborales que sufrimos aquellos días, nuestro colega cogía un taxi, entraba en la habitación de su hotel y cenaba su comida envasada mientras esperaba la hora de llamar a casa para hablar con su familia. Puede que a los ojos de un judío sea goy (gentil), pero me han enseñado que la comida es sagrada y que sea para trabajar o para realizar cualquier otra actividad, hay que comer como Dios manda. Así que acudí a Google.

Entre la Plaza del Pintor Sorolla (Iglesia) y la Glorieta de Quevedo, en pleno barrio de Chamberí, se concentra la pequeña comunidad judía de Madrid. Hay una sinagoga, una carnicería y un restaurante kosher, La Escudilla que, de los restaurantes de ese tipo que encontré en Google, me pareció la opción más acertada para invitar a cenar a mi colega. Allí nos pimplamos dos botellas de vino kosher (entre los dos), tratamos de hablar de cosas que no tuvieran que ver con el trabajo y se echó unas parrafadas en hebreo con la camarera. En una de esas la camarera se dirigió a mí en un español con un saleroso acento andaluz: estos judíos de Jerusalén son muy raritos. Pues eso, judíos hablando de judíos, como en Colgando de un hilo.

laura lippman

Un destacado miembro de la comunidad judía ortodoxa de Baltimore acude al despacho de la detective judeo-irlandesa Tess Monaghan para pedirle que encuentre a su mujer e hijos, desaparecidos. Él no lo sabe, pero su familia ha iniciado un extraño viaje a ninguna parte por carreteras de segunda y poblaciones sin ningún encanto y él acaba de iniciar otro viaje paralelo que acabará cuando descubra lo que ya sabía pero no quería saber. Porque tal vez la verdad nos haga libres, pero también puede hacernos muy infelices.

Judíos son por tanto los personajes, el ambiente y cabe suponer que también la autora pues Lippman figura en las bases de datos de Internet como uno de los apellidos tradicionales de la rama asquenazí. No deja de tener su interés como lo tiene el que nos hablen de la historia cotidiana de la comunidad judía de Baltimore pues, conocer lugares remotos y comunidades de personas ajenas al lector, ha sido desde siempre uno de los atractvos de la literatura. Pero ese no deja de ser el decorado pues la novela trata de engaños, mentiras, equivocaciones, estupidez y vanas esperanzas; de por qué en ocasiones nos empeñamos en querer a las personas que no nos pueden querer mientras rechazamos a los que nos quieren por cuestiones que, en realidad, no son importantes. Y eso no puede ser más universal.

Por la misma regla de tres, como le ocurría a mi colega llegado de Jerusalén, en la soledad de la habitación de hotel de un país extranjero tras una pesada jornada laboral todos, judíos o goim tenemos algo en común: sólo somos solitarios cansados pensando en lo que estará pasando lejos de ahí.

--------------
Ficha técnica:
Colgando de un hilo (Punto de Lectura, 2007), de Laura Lippman.
Título original: By Spider's thread (2004)
Calificación: 4 Cadáveres (muy buena).

Una respuesta to “Colgando de un hilo (Punto de lectura, 2007), de Laura Lippman”

  1. Casualidades. Hoy, después de escribir la siguiente entrada, descubrí tu interesante blog. Un saludo.

    http://nadaquedecirte-blanco.blogspot.com/2009/12/palabras-mayores.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: