El fantasma de Stalin (Emecé, 2009), de Martin Cruz Smith

El Fantasma de StalinHan pasado casi 30 años desde que Martin Cruz Smith (Pensylvania, EE.UU., 1942) escribió Gorky Park y present­­ó en sociedad al detective Arkady Renko y muchas cosas han cambiado desde entonces. A primeros de los 80, aunque entonces pocos lo sospecharan, la URSS se estaba derrumbando y la antisocial conducta del detective de la milicia moscovita sólo podía considerarse como fruto de una enfermedad mental con síntomas bien caracterizados: resentimiento hacia la autoridad,  sobrevaloración de sus capacidades, menosprecio de la inteligencia colectiva y tendencia a considerarse la excepción a la regla, entre otros.

Era el Moscú sanguinario y corrupto del tardocomunismo, del KGB, de los muertos sobre el hielo de Gorky Park, de los desesperados que harían cualquier cosa por huir de la URRSS y de los jóvenes americanos idealistas que les ayudaban. En la era Putin, hombres maduros de todo el mundo acuden de nuevo a Moscú pero, en esta ocasión, en vez de comerciar con martas cibelinas y comprar una querida, compran hermosas esposas en las agencias matrimoniales mientras, en los casinos, los magnates hacen como que imitan las diversiones de sus homólogos occidentales tal y como hacían los aristócratas de Guerra y Paz, solo que esta vez en hortera.

Muchas cosas han cambiado pero el trasfondo sigue siendo brutal y el individualista, magullado, indefenso y permanentemente enamorado Arkady continúa teniendo problemas de adaptación, sigue teniendo dificultades con su superior y su novia sigue sin ayudarle demasiado:

Arkady, a veces creo que tu interés por hacer el bien es una forma de narcisismo.

Como ocurre en las novelas de, por ejemplo, John LeCarre, la biografía de los personajes, sus argumentos y la trama de las novelas de Martin Cruz Smith, tienen como objetivo mostrar su visión sobre un episodio contemporáneo. En este caso, el Moscú de los excombatientes chechenos, los restos del PCUS y el ultranacionalismo ruso del postcomunismo.  Y las historias de Cruz Smith, aparte de su elegante escritura, de las tramas, del ambiente brutal y del trasfondo político, tienen algo que pocos escritores consiguen crear: tienen la credibilidad y el carisma de un protagonista como  Arkady Renko, el enamoradizo, frágil  y quijotesco Arkady que tan bien interpretó Willian Hurt en Gorky Park.

Han pasado 30 años desde la primera aparición del detective ruso y hoy se puede considerar a Martin Cruz Smith como un maestro y la serie de Renko imprescindible. Lástima que no se prodigue demasiado.

Este es el trailer de Gorky Park (EE.UU., 1983), hasta el momento la única película de Renko llevada al cine.

————————-

Ficha técnica:
El fantasma de Stalin (Emecé, 2009), de Martin Cruz Smith.
Título original: Stalin's Ghost (2007)
Calificación: Nuestro Arkady de toda la vida. 4 Cadáveres (Muy buena).

4 comentarios to “El fantasma de Stalin (Emecé, 2009), de Martin Cruz Smith”

  1. Un cordial saludo. A mi la novela negra me encanta, como has visto en mi blog.

  2. uncadaverenmiblog Says:

    Ya te he enlazado.

    Saludos.

  3. Brother eres un crack

  4. uncadaverenmiblog Says:

    IEP, ¡Arrrgh! ¡has descubierto mi identidad secreta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: