Fuego (Ediciones B, 2008), de Sara Paretsky

Fuego, de Sara ParetskySegún cuenta la biografía de su sitio oficial en Internet, la publicación en 1982 de la primera novela de Sara Paretsky (Kansas, EE.UU, 1947) protagonizada por la detective V. I. Warshawski, habría supuesto una revolución en un género donde las mujeres sólo tenían cabida como víctimas o mujeres fatales. No creo que Agatha Christie y su señorita Marple estuviesen muy de acuerdo con lo anterior, pero sí es posible que la detective de Sara Paretsky haya sido la  primera mujer en aceptar directamente la herencia de Philip Marlowe, cosa que la venerable y perspicaz anciana inglesa jamás hubiese pretendido hacer.

Pero por el camino, Sara Paretsky ha cambiado algunas cosas. Donde Marlowe se bebería hasta el agua de los floreros y cenaría un bistec con patatas en la soledad de cualquier cuchitril de la ciudad, Victoria Warshawski bebe buen vino italiano con su novio, come comida oriental con mucho tofú y demás proteínas vegetales, corre todos los días con sus perros, juega al baloncesto y, desde luego, de fumar ni hablamos. Por si fuera poco, de la enérgica Victoria Warshawski conocemos su vida social, sus amistades, sus amoríos, sus celos y su agenda profesional.

Y el resultado no es malo, aunque hay que reconocer que el canon riguroso del detective creado por los clásicos incluía saber de ellos, de su vida sara-paretskypersonal, de sus opiniones e incluso de lo que sienten sólo lo justo; es decir, sólo lo que se puede deducir de lo que dicen y hacen y  en el caso que nos ocupa, no sólo no ocurre eso sino que  Sara Paretsky -feminista militante- no ha podido resistir la tentación de practicar su activismo político a través de su personaje. Era demasiado tentador.

Es cierto que, a pesar de todo,  Victoria Warshawski es de la cuerda de Marlowe. Se nota en su determinación de llegar al final de caso impuesta como un deber personal hacia las víctimas. Pero uno echa de menos el humo del tabaco, los bares olvidados por todos excepto por su clientela, las frases ingeniosas con las que Marlowe se descojonaba solo. De alguna manera, la compasión de Marlowe brillaba más por el hecho de que él tenía algo de marginal, cosa que desde luego no tiene V. I. Warshawski y sus aires de superioridad moral e intelectual.

Y echo de menos que me dejen contemplar el panorama que describe el autor -sus personajes frágiles, vulnerables, necesitados de esperanza-  sin que la autora se vea en la obligación de darme explicaciones sobre la causa de sus problemas. Principalmente cuando no lo sabe ni ella y los responsables que ha encontrado para tanta desesperación, son unos magnates caricaturizados y pasados de moda a los que la modernidad de la detective no les ha alcanzado y que, sinceramente,, no me imagino dirigiendo un emporio de hipermercados tipo Wall-Mart de comienzos del siglo XXI.

--------------
Ficha técnica:
Fuego (Ediciones B, 2008), de Sara Paretsky.
Título original: Fire Sale (2005)
Calificación: Políticamente correcta. 3 Cadáveres (buena).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: