Archivo para noviembre, 2008

Ocho millones de maneras de morir (RBA, 2008), de Lawrence Block

Posted in 5 fiambres, Escritores de EE.UU., Hombres que cuentan crímenes, Lawrence Block, Novela negra with tags , , on 29 noviembre 2008 by uncadaverenmiblog
Había una canción de Rubén Blades, Pedro Navaja, en la que el cantautor panameño nos advertía de que ocho millones de historias tiene la ciudad de Nueva York. Gracias a este libro, uno aprende que ese era el título de un exitoso programa de TV que el autor de esta novela, ambientaba en Nueva York a principios de los 80, estaría parafraseando. Aunque hubiese resultado menos comercial, la novela podía haberse titulado también ocho millones de solitarios, putas, chulos, perdedores, reuniones de Alcohólicos Anómimos, Iglesias, pensiones y bares de mala muerte tiene la ciudad de Nueva York; ocho millones de maneras de sobrevivir, de sobrellevar una depresión y de pasar el síndrome de abstinencia, de entre las que averiguar quién ha matado a una prostituta que a nadie le importa es sólo una más.

Cómo con estos mimbres se puede hacer una novela, si no optimista, sí esperanzadora y – como dirían los americanos – inspiradora, permanece en el secreto del selecto club de escritores fundado por Hammett y Chandler en el que habrían aceptado a muy pocos socios. Entre ellos, a Lawrence Block (no, a Montalbán no lo hubieran aceptado ni para servir cafés).

Por desgracia, el prestigio internacional de Block no alcanza el mundo de habla hispana, a juzgar por el reducido número de traducciones del autor.

Y es una lástima porque, por mucho diálogo ingenioso que metan en la novela y mucho símil ocurrente, son muy pocos los escritores capaces de crear personajes de carne y hueso . Muy pocos los autores que, a pesar de tanta soledad, tantos litros de café, tanto vacío, tanta turbidez y tanta decepción; en definitiva, a pesar de tanta verdad, consiguen que el lector acabe la novela con una sonrisa porque, aunque es frágil, la esperanza no está perdida. Pues como nos repetía el borracho de la canción de Rubén Blades, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

--------------
Ficha técnica:
Ocho millones de maneras de morir (RBA, 2008), de Lawrence Block.
Título original: Eight Million Ways to Die (1982)
Calificación: Un clásico. 5 Cadáveres (excepcional).

Anuncios

Alibi Club (Factoría de ideas, 2008), de Francine Mathews

Posted in 3 fiambres, Escritores de EE.UU., Francine Mathews, Mujeres que cuentan crímenes, Novela negra with tags , , on 28 noviembre 2008 by uncadaverenmiblog
La biografía de la señora Mathews (Nueva York, 1963) resulta bastante sugerente: hija de un general de la Fuerza Aérea de EE.UU., es la menor de seis hermanas. Educada en una renombrada escuela católica para señoritas de Washington, donde creció (es curioso como los americanos no “son” de un lugar sino que “crecen” en un sitio determinado), se licenció en Historia Europea en Princetown, sacó un master en Standford (no logró terminar el doctorado) y pasó a trabajar como analista de la CIA durante 4 años. Es decir, se diría que tiene los estudios y la experiencia suficiente como para escribir una novela de espionaje ambientada en París en mayo de 1940.

Alibi Club entra de lleno en el género del espionaje aunque, dado que está basada en hechos reales – la evacuación de los laboratorios y los secretos de la investigación nuclear francesa tras el derrumbe del ejército francés en mayo de 1940 – se la puede considerar también una novela histórica en la que incluso aparecen personajes reales de segunda fila.

Según dicen en la solapa del libro, John Le Carré habría afirmado que Francine Mathews escribe historias de espionaje como la mejor. Es decir, que escribe novelas como él, que ha sido sin duda el mejor; por lo menos antes de que la temática de sus novelas consistiese en alertarnos de lo malos que son los americanos y del peligro que supone para la democracia en el mundo la existencia de EE.UU.

Y hay que decir que la novela es bastante “LeCarreriana”. Abundan en el libro las mujeres decididas y los hombres llenos de dudas que tratan de seguir sus propios principios mientras se preguntan, llenos de sentimiento de culpa, por qué no son capaces de hacer felices a las mujeres que aman. Además está París, que algo debe tener para que los escritores americanos se derritan por esa ciudad y la describan con tanto amor.

Los protagonistas son un grupo de expatriados estadounidenses en París que se ven envueltos en una trama de espionaje: unos aficionados jugando a su pesar en la primera división del espionaje europeo en plena guerra. Esto no cabe duda de que es muy americano y lo hemos visto en infinidad de novelas y películas de EE.UU.: el vulnerable hombre de la calle tomando sus propias decisiones y desafiando a fuerzas muy superiores a pesar de que, aparentemente, el reto les supera. Y hay que reconocer que este planteamiento suele funcionar muy bien y esta novela no es ninguna excepción.

--------------
Ficha técnica:
Alibi Club (La Factoría de Ideas, 2008), de Francine Mathews.
Título original: Alibi Club (2006)
Calificación: Unos americanos en París. 3 Cadáveres (Buena).

Mariposas para los muertos (Siruela, 2008), de Diane Wei Lang

Posted in 3 fiambres, Diane Wei Lang, Escritores resto del mundo, Mujeres que cuentan crímenes, Novela negra with tags , , on 28 noviembre 2008 by uncadaverenmiblog
La biografía de Diane Wei Liang (1966) que viene en la solapa del libro nos cuenta que pasó la infancia con sus padres en un campo de trabajo de una remota región de China. En 1989, siendo estudiante en Pekín, se vio envuelta en los disturbios de Tiananmen tras lo cual se marchó a EE.UU. donde se doctoró nada menos que en Carnegie Mellon. En la actualidad vive con su familia en Londres.

Estos datos biográficos animan a comprar el libro. Para empezar se trata de una autora china y no de un periodista occidental botarate que se va a pasar la novela intentando demostrar que conoce bien la China moderna. Además, su doctorado en una prestigiosa universidad de EE.UU. hace pensar que, tal vez, haya llegado a conocer y comprender Occidente, hecho que me da que no está al alcamce de muchos chinos. Por último, por su experiencia de juventud e infancia en China uno pensaría que se encuentra vacunada contra memeces del tipo de la Alianza de Civilizaciones y demás relativismos propios de clases acomodadas del primer mundo con sentimiento de culpa.

La sensación con la que me quedo al terminar la novela no puede ser más positiva. Uno tiene la impresión de haber atravesado una puerta que le lleva a presenciar en directo la vida cotidiana de esta China post Mao y post Tiananmen que algunos llaman “Capitalista”, no sin mucha mala intención, mayor estupidez o enormes dosis de nostalgia de los tiempos en que los totalitarismos más puros ideológicamente encontraban acomodo en el este y sudeste asiático.

La historia viene a ser más o menos la siguiente: en el estado chino de Gansú se encuentra el campo de Trabajo y Reforma Viento del Este. Un lugar en la China interior donde sólo hay arena, piedras y viento abrasador o viento gélido, según la estación, y donde lo único destacable que ha ocurrido en milenios es el paso de la olvidada ruta de la seda. En este campo ha sido excarcelado tras cumplir su pena, un estudiante involucrado en las revueltas de Tiananmen que acabaron con la vida de 3000 estudiantes. Desde ahí, iniciará su retorno a Pekín.

El lector acompañará al ex-estudiante en su viaje a través de una China profunda en la que miserables campesinos sueñan con viajar a Pekín, donde el Partido no les exige cumplir con su cuota de grano y , según han oído hablar, todo el mundo es rico. En ese Pekín soñado conviven ejecutivos con oficinas en rascacielos e inmigrantes ilegales en su propio país que alquilan infraviviendas a responsables del Partido ; y en los viejos hutongs (barrios populares de Pekín) lo mismo hay nostálgicos de la pureza de la revolución que viejos supersticiosos que mantienen las tradiciones imperiales que se practicaban en China antes de que decidieran importar el marxismo y, con él, lo peor del pensamiento de Occidente.

Pero algo tienen todos en común: nadie se quiere acordar de Tiananmen.

--------------
Ficha técnica:
Mariposas para los muertos (Siruela, 2008), de Diane Wei Liang.
Título original: Paper Butterfly (2008)
Calificación: China, por dentro. 3 Cadáveres (Buena).

El poder en la sombra (Grijalbo, 2008), de Robert Harris

Posted in 3 fiambres, Escritores británicos, Escritores europeos, Hombres que cuentan crímenes, Novela negra, Robert Harris with tags , , on 22 noviembre 2008 by uncadaverenmiblog
El multimillonario contrato que el ex primer ministro británico (un personaje basado en Tony Blair) ha firmado con una editorial de EE.UU. por publicar su autobiografía, se ve comprometido cuando el negro del ex premier aparece ahogado en las frías aguas invernales de la costa de Nueva Inglaterra. El libro que deja atrás es una anodina y aburrida autobiografía que los editores rechazan por poco comercial pero que los servicios secretos no quieren bajo ninguna circunstancia que nadie lea. Para sustituirle y reescribir el libro contratan a alguien sorprendente: un negro especializado en escribir autobiografías de estrellas de rock y futbolistas en decadencia que cometerá el error de husmear sobre las causas de la muerte de su antecesor.
El lector acompañará al negro desde un Londres en permanente alerta antiterrorista hasta el frío clima invernal de Martha’s Vinyerad , una isla en la costa este de EE.UU. que es un animado destino de las clases ricas durante el verano y que en invierno es un desierto humano donde sólo se puede encontrar soledad, frío y aislamiento.

Este es el sugerente planteamiento de El poder en la sombra, la última novela de Robert Harris, que había tenido la oportunidad de ver en un puesto de privilegio de mi librería habitual, pero que no pensé en comprarla hasta que escuché la crítica de Víctor Gago en el programa LD Libros.

La temática de El poder en la sombra -la guerra contra el terror islamista- hacía que me resistiese a comprarla: desde que John Le Carré decidió dedicarse a escribir libros de propaganda política en vez de espionaje, tengo inoculada la vacuna contra los novelistas ingleses que escriben novelas con trasfondo político aunque, al final, la recomendación de Víctor Gago y el temor a quedarme sin novelas durante mis vacaciones, hicieron que comprase el libro y lo metiese en la maleta.

Y mis temores eran fundados. El problema de la novela negra con pretensiones de denuncia política es que lo político se vea reducido a propaganda y lo novelesco subordinado a ésta. Y esto no hay buena novela que lo resista. Y es una pena, porque lo burdo de algunos de los argumentos y, sobre todo, la indefensión del atacado -los EE.UU., claro- al que se ridiculiza y no se da la más mínima oportunidad de defenderse, choca con la brillantez del libro en otros aspectos como las descripciones, la visión inglesa de EE.UU. y los estadounidenses, el ritmo, el humor o el sarcasmo. Pero con ese lastre no hay novela que levante el vuelo.

Tampoco he acabado de comprender nunca el problema que tienen los ingleses con EE.UU. ni cómo se puede compaginar un antiamericanismo tan visceral con su solidísima y esquizofrénica relación especial Un antiamericanismo que tengo la impresión de que tiene una base diferente del que se da en resto de Europa y que no sé hasta qué punto es ideológico. John Le Carré en El Topo apuntaba a que se trataba más que nada de un asunto estético, pero decidió matar al traidor para evitar que diera explicaciones al lector sobre las razones de su comportamiento. Tal vez no lo sepan ni ellos o tal vez sea sólo un asunto de grosero nacionalismo.

De cualquier manera, uno esperaría una argumentación algo más consistente que la que muestra el libro. Muchos de los argumentos del protagonista contra la relación especial con los primos nos resultan tristemente familiares; como culpar a la alianza con EE.UU. de haber perdido la tradicional amistad británica con los pueblos árabes y haberse convertido por tanto en objetivo del terrorismo islamista.

Edición: hete aquí que Roman Polansky ha vuelto al cine llevando al cine esta novela. Aquí muestro el trailer.

--------------
Ficha técnica:
El poder en la sombra (Grijalbo, 2008), de Robert Harris.
Título original: The Ghost (2007)
Calificación: Le pierde la pretensión propagandística. 3 Cadáveres (Buena).

A %d blogueros les gusta esto: